Las peores traducciones de títulos de películas

  • Las peores traducciones de títulos de películas

    Las peores traducciones de títulos de películas

    Los guionistas, directores y productores de cine dan vueltas y más vueltas hasta que encuentran el título perfecto para la película. Quieren que tenga gancho, que ofrezca una idea sobre el tema y el argumento de la película, pero sin desvelar nada de la trama, una frase, a veces, una sola palabra, que sea original y despierte la curiosidad del espectador. Y, entonces, como si fuera el final de una mala película de terror… alguien cree que tiene un título mejor, que la traducción literal no basta y que el título original se puede mejorar.

    Cambiar el título (de una película, de un libro o cualquier obra de arte), no solo es un desprecio al autor (o, en su caso, a las editoriales o a las productoras de contenidos audiovisuales), sino que puede convertirse en una pesadilla para el público por muy diversas razones. Repasamos algunas de estas traducciones libérrimas.

    En España

    En ocasiones, se trata de acercar el título al contexto cultural del público:

    • Bitelchús. Una adaptación fonética del original, BeetleJuice; Zumo de escarabajo no parecía muy comercial.
    • Dos duros sobre ruedas. En vez de Harley Davidson and the Marlboro Man. No sabemos si las marcas protestaron por su ausencia.
    • Algo para recordar. La sonoridad del original, Sleepless in Seattle, se perdió; quizá pensaron que muchos espectadores no sabían dónde estaba Seattle.
    • Granujas a todo ritmo. En Estados Unidos los dos protagonistas ya eran conocidos como The Blues Brothers antes de rodar la película.

    Otras veces, se intenta hacer un chiste fácil:

    • Con faldas y a lo loco. Some Like It Hot quizá era demasiado picante para la época.
    • Aterriza como puedas. Porque Airplane! no deja claro que sea una película de humor.
    • ¡Jo, qué noche! El concepto anglosajón After Hours parece demasiado serio.
    • Loca academia de policía. Police Academy no dejaba claro que los protagonistas eran reclutas muy sui géneris.

    A veces, un ansia de creatividad se apodera de los traductores de los títulos de películas:

    • La jungla de cristal. No era tan difícil traducir Die Hard como Duro de matar o Difícil de matar (como sí se hizo en algún país latinoamericano).
    • Sonrisas y lágrimas. The Sound of Music, título original, parece más un aburrido documental para técnicos de sonido. (En Chile, Argentina, Colombia, México o Perú no se quedaron atrás y la titularon La novicia rebelde).
    • A todo gas. Perdiendo todo el juego de palabras de The Fast and the Furious.
    • ¿Teléfono Rojo? Volamos hacia Moscú. ¿Demasiado largo? No, si lo comparamos con el original: Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb.
    • Soñando, soñando… triunfé patinando. El original: Ice Princess.

    Pero los peores casos son las traducciones que destripan la película:

    • La semilla del diablo. Todo el suspense y la sorpresa se borran de un plumazo si ves Rosemary’s baby en español.
    • Atrapado en el tiempo. Curiosamente, mucha gente conoce este clásico por su título original traducido literalmente: Groundhog Day.
    • Hasta que llegó su hora. C’era una volta il West en italiano o Once Upon a Time in the West en inglés.
    • ¡Olvídate de mí! Es cierto que el título original era largo y críptico, pero quizá ahí estaba su gracia: Eternal Sunshine of the Spotless Mind. (En Chile o México se decantaron por una traducción más literal: Eterno resplandor de una mente sin recuerdos.)

    En otros países

    Mal de muchos, consuelo de tontos. En otros países también destrozan los títulos de algunas películas:

    • Mejor imposible (As Good as It Gets en el inglés original). En China se tituló Señor Caca de Gato. Tiene una explicación: Melvin, el nombre del protagonista, suena similar a «caca de gato» en chino cantonés.
    • Leaving Las Vegas. En China no se cortan en llamar al pan, pan… Se tituló Estoy borracho y tú eres una prostituta.
    • El sexto sentido. Tampoco se cortan en destripar una película: en China se llamó Él es un fantasma.
    • Algo pasa con Mary. En Tailandia la titularon Mi amor verdadero soportará cualquier situación indignante.
    • Los productores. En Italia fue Per favore, non toccate le vecchiette («por favor, no toquéis a las ancianas»).
    • El gran Lebowski. Fue Identidad peligrosa en Perú. ¿Se esperaban un thriller?
    • Bad Santa. En la República Checa, la titularon Santa je úchyl («Santa es un pervertido»).
    • Annie Hall. No sabemos por qué en Alemania no usaron el nombre de la protagonista, pues la película se llamó Der Stadtneurotiker («Neurótico urbano»).
    • Vertigo. Fue A Mulher que Viveu Duas Vezes en Portugal. (Claro que De entre los muertos, como se tituló en España, no es mucho mejor.)

    AltaLingua

    AltaLingua es una agencia de traducción e interpretación de referencia en España que brinda servicios lingüísticos integrales a más de 1.000 empresas en España y el mundo. AltaLingua cuenta con sistemas de gestión de calidad según las normas ISO 9001:2015 y UNE-EN 17100:2015 https://altalingua.es/

    Deje un comentario

    Los campos obligatorios estan marcados con **

Este sitio utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar