Palabras intraducibles

  • Palabras intraducibles

    Palabras intraducibles

    Traducir no es solo trasladar una palabra de un idioma a otro. La dificultad reside en conservar el sentido completo. Para ello, es esencial conocer la cultura de los países de ambos idiomas. Sin embargo, hay ciertas palabras cuyo significado solo existe en su propia lengua y ni la mejor traducción puede expresar todo lo que significa.

    Estas palabras intraducibles (en el sentido de ser imposible su traducción con tan solo una palabra, ni siquiera con una expresión de pocas palabras) provienen del modo de vida del país en cuestión, una forma de vivir moldeada durante años, por no decir siglos, impregnada de historia, clima, costumbres, arte, gastronomía… En fin, la idiosincrasia de cada país.

    Te mostramos algunas de estas palabras intraducibles.

    Age-otori, japonés

    Japón es un país, en especial las nuevas generaciones, que da mucha importancia a la imagen. Por ello, no es de extrañar el significado de age-otori: «estar disgustado por el propio aspecto después de un corte de pelo».

    Gigil, filipino

    Seguro que alguna vez te has encontrado en una situación en la que lo has sentido, solo que no conocías la palabra, que significa «ganas de pellizcar algo muy tierno».

    Culaccino, italiano

    Se refiere a la «marca que deja una bebida fría en la mesa». Recuérdala en tu próximo viaje a Italia.

    Gökotta, sueco

    Este término tenía que provenir de un país rebosante de naturaleza como es Suecia. Significa «despertarse para salir a escuchar los primeros cantos de los pájaros».

    Pisanzapra, malayo

    Palabra que señala lo que tarda una persona en comerse un plátano. Los idiomas nunca dejarán de sorprendernos.

    Hyggelig, danés

    En regiones frías, sentirse a resguardo puede ser lo que más deseas del mundo. Es lo que expresa esta palabra danesa: «sentirse a gusto en un lugar acogedor (normalmente, en una casa frente a la chimenea y cubierto con una manta)».

    Hanyauku, Namibia

    Una palabra que se podría adoptar en otros países como España, ya que significa «caminar de puntillas sobre la arena que quema».

    Toska, ruso

    El país de Tolstoi, Dostoyevski, Bakunin y Kropotkin designa con esta palabra «una angustia espiritual cuyo origen se desconoce, un anhelo… sin saber por qué».

    Cafuné, portugués

    Proviene de Brasil y significa «acariciar el cabello de alguien querido con las manos».

    Olfrygt, vikingo

    Los vikingos fueron un pueblo muy viajero… y muy cervecero. Llevaban, en sus barcos, las despensas llenas de su bebida favorita, pero ¿y si se acababa en mitad del viaje? Es lo que significa esta palabra: «miedo a quedarse sin cerveza». ¿A quién no le ha pasado alguna vez?

    Duende, español

    No queremos despedirnos sin mencionar una palabra en nuestro idioma de difícil traducción en otros: «encanto o poder misterioso del arte que conmueve y que no se puede explicar con palabras». Irónico, ¿verdad?

    duende

    AltaLingua

    AltaLingua es una agencia de traducción e interpretación de referencia en España que brinda servicios lingüísticos integrales a más de 1.000 empresas en España y el mundo. AltaLingua cuenta con sistemas de gestión de calidad según las normas ISO 9001:2015 y UNE-EN 17100:2015 https://altalingua.es/

    Deje un comentario

    Los campos obligatorios estan marcados con **

Este sitio utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar