Lenguaje inclusivo: estrategias útiles

  • Lenguaje inclusivo: estrategias útiles

    Lenguaje inclusivo: estrategias útiles

    Como cualquier profesión que usa el lenguaje, el sector de la traducción e interpretación no puede ser ajeno a las recomendaciones de lenguaje inclusivo que proponen instituciones como la ONU. En la actualidad, la sensibilización con las cuestiones de género es un tema candente que se encuentra en el debate público y no se puede ignorar. Pero cabe añadir que las empresas de traducción se deben, en primer lugar, al cliente, que puede tener su propias líneas editoriales o de estilo.

    En cualquier caso, lo que parece más útil desde el punto de vista del ejercicio de la profesión es ofrecer alternativas para usar un lenguaje inclusivo sin dejar por ello, no ya de usar correctamente el idioma, sino también lograr un discurso o un texto fluidos, evitando paráfrasis que dificulten la comprensión del contenido o palabras no reconocidas por la Real Academia de la Lengua.

    Algunas de esas estrategias son las siguientes:

    Evitar expresiones discriminatorias

    • Al mencionar a personas de una institución, debemos referirnos del mismo modo sean hombre o mujer: por ejemplo, con la profesión y los apellidos, si es el caso: el profesor Sánchez y la ingeniera López.
    • Se recomienda evitar el uso del término «señorita» para no indicar el estado civil de las mujeres.
    • No se deben usar expresiones con connotaciones negativas, como «los hombres no lloran» o «actúa como una niña».
    • No se deben usar expresiones que perpetúan los estereotipos de género: se puede usar «personal sanitario» en vez de «médicos y enfermeras» o «personal de limpieza» en vez de «las mujeres de la limpieza».

    Visibilizar el género en ciertos casos

    • Se debe usar el desdoblamiento de género (el masculino y el femenino) especialmente cuando se quiere visibilizar la perspectiva de género: «el tribunal compuesto por jueces y juezas» o «los niños y las niñas deben acudir a clase».
    • Recursos tipográficos: el/la director/a.
    • Usar «mujeres y hombres» si se necesita especificar.

    Cuando no es necesario visibilizar el género

    • No usar el determinante: «acudieron periodistas de varios medios».
    • Sustantivos colectivos: el funcionariado, el personal, el alumnado, la ciudadanía, la comunidad científica, la infancia, las personas, la población…
    • Usar palabras sin género como quienes, alguien, nadie, cualquiera, cada…
    • Adjetivos sin marca de género en vez de sustantivos: «la revuelta estudiantil» en vez de «la revuelta de los estudiantes».
    • Construcción con «se» impersonal: «lugar donde se inscribió» en vez de «lugar donde fue inscrito».
    • Omisión del agente: «habrá un debate» en vez de «los participantes mantendrán un debate».
    • Uso de infinitivo y gerundio: «trabajando con dedicación…» en vez de «si todos trabajamos con dedicación…».

    Afortunadamente, nuestro idioma es rico y abundante en expresiones y giros idiomáticos. Se trata de encontrar la forma precisa que requiere la comunicación al tiempo que se contribuye a un mundo más justo e igualitario.

    AltaLingua

    AltaLingua es una agencia de traducción e interpretación de referencia en España que brinda servicios lingüísticos integrales a más de 1.000 empresas en España y el mundo. AltaLingua cuenta con sistemas de gestión de calidad según las normas ISO 9001:2015 y UNE-EN 17100:2015 https://altalingua.es/

    Deje un comentario

    Los campos obligatorios estan marcados con **