El inglés, el idioma de los estudios científicos

  • El inglés, el idioma de los estudios científicos

    El inglés, el idioma de los estudios científicos

    Hubo un tiempo en el que la ciencia se escribía en latín. De hecho, los nombres científicos de animales y plantas se siguen nombrando en dicho idioma. Y la que muchos consideran la obra científica más importante de la historia se publicó en latín.  Tiene sentido, ya que esta lengua, conservada y enseñada por los monjes y la Iglesia en la Edad Media, era considerada la lengua de la gente educada, de la élite.

    Sin embargo, cuando la educación se universalizó y las universidades empezaron a proliferar en Occidente, adoptaron el idioma de cada país. Había publicaciones científicas, por tanto, escritas en cualquier lengua de los países con universidades prestigiosas: inglés, francés y alemán.

    Pero, desde hace unas décadas, la situación ha cambiado y el idioma predominante (casi podríamos decir único) en la literatura científica es el inglés. ¿A qué se debe?

    Las publicaciones científicas tienen un objetivo claro: el intercambio de conocimiento, informar sobre nuevos estudios, teorías y descubrimientos para que el resto de los científicos de la especialidad puedan avanzar en sus investigaciones. Es decir, es un objetivo eminentemente práctico: ayudar al avance científico de la humanidad.

    Teniendo esto en cuenta, hay varios factores que explican por qué el inglés se ha convertido en la lengua de los estudios de ciencia:

    • La búsqueda de un idioma global, una lengua que toda la comunidad científica entienda y con la que puedan exponer sus descubrimientos.
    • La necesidad de una lengua viva con la que se puedan expresar estos descubrimientos, lo que implica, muchas veces, inventar terminología nueva para describir conceptos u objetos que no existían antes.
    • El creciente poder e influencia de Estados Unidos en el mundo, en todos los ámbitos, también en el científico.

    La importancia de una buena traducción científica

    En la labor de traducción de estudios y trabajos científicos destacan algunas peculiaridades:

    • La importancia de la exactitud: el lenguaje de la ciencia es un lenguaje exacto, donde no es conveniente que haya equívocos.
    • La terminología: en cada rama científica, en cada especialidad dentro de la materia, existe una terminología propia.
    • Comprender la idiosincrasia del estilo científico, que debe ser claro, conciso, lógico, exacto.

    AltaLingua

    AltaLingua es una agencia de traducción e interpretación de referencia en España que brinda servicios lingüísticos integrales a más de 1.000 empresas en España y el mundo. AltaLingua cuenta con sistemas de gestión de calidad según las normas ISO 9001:2015 y UNE-EN 17100:2015 https://altalingua.es/

    Deje un comentario

    Los campos obligatorios estan marcados con **