La ‘experiencia’ del becario: Mi primera experiencia “real” en la traducción

  • La ‘experiencia’ del becario: Mi primera experiencia “real” en la traducción

    La ‘experiencia’ del becario: Mi primera experiencia “real” en la traducción

    Prácticas de traducción: Jose María de la Morena Hernández

    prácticas profesionales traducciónOrigen: Madrid, España

    Formación: Doble Grado en Relaciones Internacionales y Traducción e Interpretación. Universidad Pontificia Comillas (Madrid)

    Traductor: Inglés>Español, Español>Inglés, Francés>Español

     

    Decidí estudiar este doble grado porque me iba a permitir viajar y conocer culturas y lugares nuevos, así como mejorar mi nivel de inglés y de francés, además de aprender importantes conocimientos jurídicos, económicos…

    Escogí la Universidad Pontificia Comillas por su prestigio, por el intercambio (en mi caso, en Canadá y en Francia) y por los contenidos de ambas carreras. En el caso de Traducción e Interpretación, me gustó el hecho de que no sólo iba a aprender las distintas técnicas y modalidades; asimismo, se nos ha introducido al mundo del derecho, la economía… Por si esto fuese poco, he tenido profesores muy reconocidos en el mundo de la traducción y la interpretación, como Alicia Martorell, algo que siempre marca la diferencia a la hora de escoger una carrera.

    Tal y como está estipulado en el plan de estudios del doble grado todos los alumnos hemos de realizar unas prácticas en el área de traducción e interpretación durante el último año. Esta experiencia laboral es muy necesaria, ya que, desde mi punto de vista, en las universidades no se hace suficiente hincapié en las aplicaciones de las enseñanzas en el mundo real.

    «Decidí estudiar este doble grado porque me iba a permitir viajar y conocer culturas y lugares nuevos, así como mejorar mi nivel de inglés y de francés»

    Yo nunca había estado en contacto con ninguna agencia. Aunque es cierto que muchos de mis profesores de traducción también son traductores en activo lo son de forma autónoma. En el mejor de los casos, tienen algún contacto con alguna agencia o han aceptado de forma puntual algún encargo proveniente de una agencia. Pero eso era todo. Por lo tanto, es un mundo completamente desconocido para mí, y llamaba poderosamente mi atención.

    Me decidí por lo tanto a realizar mis prácticas en una agencia de traducción, sabiendo además que una agencia es uno de los pocos lugares en los que se valora la actividad traductora como se merece.

    Me decanté por AltaLingua por recomendación de mi coordinadora de prácticas. Fue ella quien me recomendó esta agencia, y muy acertadamente, ya que estos dos meses que he estado allí de prácticas han contribuido muy positivamente a mi formación como traductor.

    Cuando me incorporé, en el mes de septiembre, mi supervisor me enseñó las instalaciones y mi puesto de trabajo, y me describió mis funciones. A continuación me encargó varios documentos breves para ver el nivel en el que me encontraba.

    «Ha sido una experiencia excelente. Creo que se ha tratado de una magnífica oportunidad de aprendizaje.»

    En estos dos meses que he estado de prácticas en AltaLingua he traducido textos generales, jurídicos y técnicos de inglés a español y de español a inglés y algún texto jurídico y general de francés a español, además de varias revisiones. Las traducciones jurídicas fueron fundamentalmente certificados (de nacimiento, de fallecimiento, de penales…). Las técnicas, por su parte, consistían en informes, manuales de seguridad en obras o de empleo de maquinaria industrial, entre otros. Las tareas de revisión fueron muy útiles, ya que hicieron que me diese cuenta de algunos errores que cometía y de los que no era consciente, a pesar de que en varias ocasiones eran traducciones hechas por alguno de los compañeros de la oficina. Por si toda esta experiencia fuese poca, he de resaltar que estas prácticas me han permitido volver a emplear herramientas de traducción asistida por ordenador, sumamente útiles para los traductores hoy en día. Para completar estas prácticas, he podido asistir a varias charlas que me han permitido expandir mis conocimientos en traducción asistida o que me han facilitado el futuro ingreso en el mercado de trabajo.

    Ha sido una experiencia excelente, especialmente si se tiene en cuenta la duración. Creo que se ha tratado de una magnífica oportunidad de aprendizaje, no sólo del ejercicio en sí de la traducción, sino también de mis compañeros, cuya ayuda ha sido tan importante como generosa.

    Por último, quiero recomendar a todos los estudiantes de traducción que realicen sus prácticas en una agencia de traducción. Creo que se trata de una experiencia diferente y única que hay que vivir. Pienso que es una muy buena manera de iniciar la aplicación práctica y real de las enseñanzas de traducción, y que si es en AltaLingua aún mejor, ya que es una elección excelente.

    AltaLingua

    AltaLingua es una agencia de traducción e interpretación de referencia en España que brinda servicios lingüísticos integrales empresas en España y el mundo. AltaLingua cuenta con sistemas de gestión de calidad según las normas ISO 9001:2015 y UNE-EN 17100:2015.

    Deje un comentario

    Los campos obligatorios estan marcados con **