En qué casos se usa una traducción jurada

  • En qué casos se usa una traducción jurada

    En qué casos se usa una traducción jurada

    Los contratos son documentos escritos que funcionan como prueba de un acuerdo entre personas o entes jurídicos (empresas, organizaciones, instituciones, etc.). Sea para la compra de una casa, de un coche o cualquier otro bien, sea un contrato de trabajo o la constitución de una empresa, o en cualquier otro caso, este tipo de documento garantiza la seguridad jurídica que todo Estado de derecho debe salvaguardar.

    Pero no siempre las diferentes partes que llegan al acuerdo usan el mismo idioma. O bien es necesario que el documento se traduzca a la lengua de otro país. Es en estos casos cuando se usa una traducción jurada. Los profesionales que realizan una traducción jurada tienen que ser capaces de realizar la traducción de forma veraz y absolutamente fiel al texto original de modo que el cliente evite problemas jurídicos o administrativos. En definitiva, el texto recibe el carácter oficial que es demandado para ciertos trámites y, en este sentido, es similar a un acto notarial.

    La figura del traductor jurado

    Para que este tipo de traducción contenga la seguridad jurídica que le es propia, los profesionales que se ocupan de este trámite están facultados por la autoridad. En el caso de España, es el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación el órgano competente que concede el título de Traductor-Intérprete Jurado. Para conseguir  dicho título hay que pasar un examen que comprueba los conocimientos en materia de traducción en el idioma correspondiente.

    En el caso de las comunidades autónomas con lengua propia, son ellas las que acreditan a los traductores jurados.

    Tipos de traducción jurada

    Son muchos los casos en los que se puede necesitar una traducción jurada. A continuación, una lista no exhaustiva:

    • Documentación judicial: sentencias, autos, etc.
    • Documentación administrativa: certificados, estado civil, etc.
    • Documentación mercantil: facturas, contratos, actas de asambleas y reuniones, etc.
    • Documentación notarial: escrituras, testamentos, etc.
    • Documentación comercial: documentación de aduanas, certificados de origen, certificados fitosanitarios…
    • Documentación de patentes y derechos de autor
    • Títulos universitarios
    • Revisión de traducciones realizadas por otros colegas

    En resumen, la traducción jurada (también llamada traducción oficial) es una traducción con dos características:

    • El texto original es un texto oficial
    • Ese texto lo ha traducido un Traductor-Intérprete Jurado

    Para finalizar, cabe mencionar que también se puede necesitar una interpretación jurada, tarea que realizan los mismos profesionales que poseen el título mencionado más arriba.

    AltaLingua

    AltaLingua es una agencia de traducción e interpretación de referencia en España que brinda servicios lingüísticos integrales a más de 1.000 empresas en España y el mundo. AltaLingua cuenta con sistemas de gestión de calidad según las normas ISO 9001:2015 y UNE-EN 17100:2015 https://altalingua.es/

    Deje un comentario

    Los campos obligatorios estan marcados con **

Este sitio utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar