Traducción jurídica

+34 915 422 474

slider imageslider image

TRADUCCIÓN JURÍDICA

AltaLingua cuenta con traductores en plantilla licenciados en Traducción e Interpretación y en Derecho, una formación a la que se suman más de una década de experiencia traduciendo textos de esta naturaleza. La traducción jurídica es una disciplina compleja que requiere tanto conocimientos lingüísticos, como jurídicos y de derecho comparado. La traducción jurídica requiere una especial rigurosidad ya que una mala traducción puede tener muchas consecuencias, desde malentendidos con clientes hasta la dilación o desestimación de un proceso.

Algunos de los documentos que traducimos habitualmente son:

    • Contratos o acuerdos vinculantes entre empresas o particulares
    • Documentos de naturaleza procesal: demandas, sentencias, laudos arbitrales, recursos, autos judiciales, informes periciales
    • Documentos notariales: escrituras de constitución, estatutos, poderes, elevaciones a público de acuerdos sociales, etc.
    • Cuentas anuales, informes de auditoría, informes de juntas de accionistas
    • Documentos de naturaleza civil: testamentos, declaraciones de herederos, actas, documentos del registro civil, etc.

¿Qué es la traducción jurídica?
La traducción jurídica es la traducción ya sea simple o jurada, de documentación oficial y documentación pública o privada de contenidos legales y jurídicos.

¿Qué requisitos necesita un traductor jurídico?
El traductor de contenidos jurídicos debe ser una persona formada en traducción y en derecho. No solo debe conocer en profundidad las lenguas de origen y destino de la traducción, sino que también debe estar al tanto y dominar las particularidades legales del país de destino, para que la traducción sea correcta y veraz.

¿Cuándo es necesaria una traducción jurídica?
Las traducciones jurídicas se aplican a todo tipo de contratos o acuerdos entre empresas o particulares. Hablamos de traducción jurídica siempre que necesitemos traducir contenidos de carácter legal u oficial.

¿Cuál es la diferencia entre traducción jurídica y traducción jurada?
La traducción jurídica es la que se aplica a contenidos legales o jurídicos, y puede tratarse de una traducción simple o jurada según a quién deba presentarse la documentación.
Las traducciones juradas son traducciones de carácter oficial, selladas y firmadas por un traductor con título de traductor-interprete jurado por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Las traducciones juradas se expiden siempre en papel y suelen ser necesarias para la presentación de documentos a organismos oficiales.
Las traducciones simples son traducciones igual de veraces, simplemente no llevan los sellos oficiales para la presentación ante organismos oficiales, y pueden entregarse en papel o en formato digital.

Sobre Altalingua

AltaLingua es una empresa de referencia en el sector de la traducción e interpretación, con más de 10 años de experiencia. Cuenta con traductores e intérpretes jurados y nativos, licenciados y formados en derecho y en distintas disciplinas que garantizan una traducción jurídica idónea para cada necesidad y combinación lingüística.
AltaLingua ofrece servicios de traducción e interpretación jurídica simple y jurada a todos los idiomas. Además, cuenta con sistemas de gestión de calidad según las normas ISO 9001:2008 y UNE-EN 15038:2006.

Solicite presupuesto de traducción jurídica.

Presupuesto de traducción sin compromiso. Envíenos el documento a través del formulario de presupuesto o por e-mail a altalingua@altalingua.es para poder estudiar un presupuesto más ajustado.

PRESUPUESTO

Este sitio utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar